¿Cómo Aumentar nuestra Resiliencia ante las Dificultades de la Vida?

En estos días he estado pensando en una situación que me ha tenido preocupada, y me ha llenado de pensamientos negativos, miedos y ansiedades.

Y en estos mismos días, por sincronicidad del Universo llegó a mí una conferencia sobre resiliencia, dada por el profesor universitario Srikumar Rao. Esta me ayudó a recordar todo lo que he aprendido a través de la vida, en mi propio caminar, en mi trabajo personal y en mi formación como coach. Me di cuenta de que, por un momento, olvidé todo eso que había aprendido, haciéndome ver oscuro mi túnel de vida.

Me pareció tan poderoso y me puso en un lugar de empoderamiento tal, que quise hacer un resumen con mis propias palabras de lo que el profesor dice en su conferencia y compartirlo con ustedes. Espero que les sirva, en especial si están pasando por una situación que los esté angustiando o quitando el sueño.

Primero, definamos: ¿Qué es resiliencia? Es la capacidad que tiene una persona de superar y salir fortalecida de circunstancias traumáticas de la vida, como por ejemplo la muerte de un ser querido, un accidente, un divorcio, una quiebra financiera, etc.

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos enfrentado este tipo de situaciones que nos llenan de tristeza, frustración y ansiedad. Por esta razón, el profesor Rao nos propone adoptar cinco ideas que nos ayudarán a ser más resilientes en la vida y reducir nuestro sufrimiento:

¿Buena Suerte? ¿Mala Suerte?… ¡Quién sabe!

Esta idea nació de un cuento sufí, que últimamente ha estado rodando por las redes, pero que no sobra recordar:

“Un granjero vivía en una pequeña y pobre aldea. Sus vecinos le consideraban afortunado porque tenía un caballo con el que podía arar su campo. Un día el caballo se escapó a las montañas. Al enterarse, los vecinos acudieron a consolar al granjero por su pérdida. “Qué mala suerte”, le decían. El granjero les respondía: “mala suerte, buena suerte, ¿Quién sabe?”.

Unos días más tarde, el caballo regresó trayendo consigo varios caballos salvajes. Los vecinos fueron a casa del granjero, esta vez a felicitarle por su buena suerte. “Buena suerte, mala suerte, ¿Quién sabe?”, contestó el granjero.

El hijo del granjero intentó domar a uno de los caballos salvajes, pero se cayó y se rompió una pierna. Otra vez, los vecinos se lamentaban de la mala suerte del granjero y otra vez el anciano granjero les contestó: “Buena suerte, mala suerte, ¿quién sabe?”.

Días más tarde, aparecieron en el pueblo los oficiales de reclutamiento para llevarse a los jóvenes al ejército. El hijo del granjero fue rechazado por tener la pierna rota. Los aldeanos, ¡cómo no!, comentaban la buena suerte del granjero y ¡cómo no!, el granjero les dijo: “Buena suerte, mala suerte, ¿Quién sabe?”.

¿Podrías recordar algún momento de tu vida donde te sucedió algo que calificaste como “terrible”, pero que con el tiempo resultó ser algo positivo?

Cada hombre y cada mujer que rompieron nuestro corazón nos han ayudado a ser mejores personas y seguramente a mejorar nuestras relaciones. En general, cuando nos sucede alguna situación que no nos gusta, y no entramos a calificarla como “mala”, estamos reduciendo nuestro sufrimiento y ayudándonos a alcanzar un estado emocional más apropiado. Para ello, debemos preguntarnos:

¿Que podría hacer para que esta situación se convierta en algo positivo?

El Universo es Benevolente

Para algunas personas el Universo es poco amistoso y su propósito es hacernos miserables. Para otras, es neutro, “no le importa”: algunas veces trabaja para ti y otras, no.

En últimas, nosotros tenemos el poder de establecer nuestras propias creencias y decidir si consideramos que el Universo es amigable o no. Esta sola creencia te ubicará en un lugar de poder que mejorará significativamente tu vida.

Para entender esta perspectiva, pensemos en nuestros tiempos de infancia y esos deseos enormes de comer un helado. Pero ¿qué hacían nuestros padres? Darnos un plato de sopa en su lugar. En ese momento no lo entendíamos y nos molestábamos, pero ahora que crecimos, podemos ver que la sopa era lo mejor para nosotros.

El Universo nos está dando lo que necesitamos  para aprender y crecer.

Adoptar este modelo nos puede ayudar a vivir con el flujo de los acontecimientos, en vez de navegar contra la corriente. Si aprendemos a escuchar las señales que el Universo nos está dando y las seguimos, seguro generaremos menos estrés y ansiedad en nuestras vidas.

Esta, quizás, es una de las ideas más difíciles de adoptar, al menos en mi caso, pues a veces nos aferramos a nuestros deseos y sueños, empeñados en navegar contra la corriente, como el niño pequeño que por no recibir el helado hace pataleta y bota la sopa al suelo.

De modo que te invito a adoptar la creencia de que el Universo es amistoso, que te respaldará y proveerá con todo lo que necesites para tu aprendizaje.

Invierte en el Proceso, no en el Resultado.

La mayoría de nosotros estamos orientados hacia unas metas y establecemos ciertas actividades para lograrlas.

“Si cumplo la meta, ¡fui exitoso, la vida es una maravilla!”

“Si no cumplo la meta, ¡soy un fracasado, la vida es un desastre!”

Y así vivimos la vida entre éxitos y fracasos, entre la felicidad y el desespero; una forma muy poco agradable de existir.

Sin embargo, hay otra alternativa: Establece tus metas, pero no supedites tu felicidad al logro de las mismas. Las metas son importantes solo porque establecen una dirección que te indicará hacia dónde dirigirte. Una vez estableces tu dirección, define claramente qué actividades necesitas para encaminarte y pon toda tu energía emocional en estas.

Cuando le pones más amor y energía al proceso que a las metas, dos cosas suceden: Disfrutas más el viaje y, paradójicamente, tendrás probabilidades más altas de lograr tu meta.

¿Estás haciendo lo mejor que puedes hacer?

Si lo haces, el resultado no importa tanto. Lo disfrutaste y no estás bajo estrés.

¡No estarás haciendo las cosas porque quieres lograr algo, sino porque realmente las disfrutas!

Sé Agradecido

Este es un tema que se ha hablado mucho últimamente, pero que es tan poderoso que no sobra hacer énfasis en él. Gastamos mucha parte de nuestro tiempo en las 3 o 4 cosas que no van bien en nuestra vida y olvidamos las otras 45 que sí están funcionando.

¿Por qué no mejor hacer lo contrario? Trae constantemente a tu mente lo afortunado que eres y siente apreciación y gratitud. Este ejercicio es muy poderoso y transformador. No se trata simplemente de hacer un listado mental de las cosas que agradecemos, sino de pasar de nuestra mente a nuestro corazón. Es hacer un hábito el sentir agradecimiento y apreciación desde lo más profundo de nuestro corazón, varias veces al día y en especial antes de dormirnos.

Reformular

La idea es reformular una situación conflictiva desde otra perspectiva. Cuando lo hacemos, podemos disolver el problema al tener una manera diferente de verlo.

Aquí te presento dos casos muy comunes que de una u otra forma todos hemos vivido:

Caso 1: Cuando alguien pierde su trabajo, el impacto es severo, pero si reformula la situación, tal vez pueda verla como el gran empuje que necesitaba para independizarse, ya que no había tenido antes la voluntad de hacerlo por sí mismo.

Caso 2: Al enfrentar la ruptura de una relación amorosa a la cual estamos demasiado apegados, podemos intentar verla como la oportunidad para abrirnos de nuevo al mundo y permitir que llegue a nuestra vida alguien más compatible con nosotros y nos haga más felices.

El Universo siempre nos traerá situaciones que a veces no nos gustan. Aparecerán reveses que nos pondrán a sufrir. Ante estas situaciones, podemos tomar dos caminos bien diferentes:

  • Ser víctimas y sufrir nuestros fracasos.
  • Ponernos los anteojos que nos empoderen y nos permitan ver al Universo como gran aliado en nuestro crecimiento y aprendizaje; y decidir que, independientemente de que logremos nuestras metas o no, siempre seremos felices porque estamos disfrutando el proceso de vivir.

¿Cuál camino escoges tú?

Patricia Vélez

True Purpose Coach ™

Ayurvedic Lifestyle Counselor

Para más información: Suscríbete (esquina superior izquierda)

O escríbeme a patriciavelezcoach@gmail.com

10 Comments

  1. Lina dice:

    Asi es ,muy amenudo” no hay mal que por ben no venga! ”
    Gracias Patri con estasi herramientas es mas fàcil afrontar la vida!!

  2. Florencia dice:

    Me encanto tu reflexión Patrícia, muy sabia y profunda!

  3. Juan Carlos dice:

    Patri,que lindo artículo.Me identifico plenamente con el.
    Gracias

  4. Diana dice:

    Paty, que artículo tan interesante me cae como anillo al dedo.
    En los momentos más difíciles luchamos nuestras mejores batallas donde crecemos con valentía y prudencia.
    Lo mejor es que cuando superamos estas tormentas después llega una paz interior especial a nuestra vida.
    Te mando un abrazo y que Dios te siga permitiendo tener esta sabiduría tan especial.
    TQM 💓💓💓

  5. Catalina dice:

    Patri muy empiderador tu artículo buen consejo para poner en práctica y lo escribes de una forma agradable

  6. Martha T dice:

    Patri excelente reflexion! Lo he vivido! cuando mas fortaleza he necesitado para caminar un sendero dificil he logrado obtener mayor aprendizaje y satisfacciones personales.

  7. Maritza Z dice:

    Excelente articulo. Las percepciones toma un rol muy importante en la escogencia de nuestras decisions personales. Muy relevante tu articulo en estos momentos de tanta confusion y donde muchos estamos reclamando la vitalidad de la vida spiritual.

  8. Silvia dice:

    Me encanto Paty!!! Buenísimo el artículo … justo lo que necesitaba en este momento! Gracias!!!

  9. Analu dice:

    Me encanto Patri! Nuestras dificultades siempre son maestras, si las sabemos enfocar, será nuestro avance y crecimiento para luego gozar de los beneficios q esto nos trae a nuestras vidas…

  10. Patricia Schlottman dice:

    Hola Patri. Muchas gracias por tu artículo, no lo habia leído cuando me lo enviaste y hoy buscando una respuesta, me encontré tu excelente artículo, tienes toda la razón, las cosas suceden “para bien o para mal, quién sabe?”. Pero con el tiempo entendemos que todo al final sucede para bien …
    Un fuerte abrazo, sigue adelante Couch!

Responder a Analu Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *